Carrito

No hay productos en el carrito.

Por: José Carlos Picón | December 8, 2020
Matacarne
Foto sobre Matacarne
Una novela de thriller que relata con crudeza cinco historias de quebrantamiento de seres muertos en vida.

El ejemplo por excelencia de literatura cristiana, qué duda cabe, es la Biblia. La parábola entrelazada a la ficción, la enseñanza del amor de Jesucristo inyectada en párrafos de construcciones en prosa, van de lo alegórico a lo social-realista. Las búsquedas espirituales de autores de diverso sello impregnan millares de páginas, unas más sólidas que otras, pero configuradas tal vez en un “linaje espiritual”. De otro lado, el universo literario dedicado a Dios, sostienen algunos comentaristas culturales, está asociado a la autoayuda y al bestseller espiritual. La cualidad artística a contraparte suele acompañar, en este sentido, el desarrollo de la oscuridad de las historias reveladas, el padecimiento profundo de los personajes y el encuentro luminiscente con el redentor.    

Al adentrarnos en Matacarne de P.J. Crespo nos dejamos llevar por estas primeras impresiones. No obstante, vamos desgajando, poco a poco, cierta complejidad que, como lectores ávidos de emociones, vamos agradeciendo.

Los editores del libro tienen bien en llamarlo “thriller espiritual” y la calificación es oportuna. Valiéndose en escuela de la prosa periodística, la narrativa norteamericana de mediados de siglo XX —realismo sucio, irradiado luego por toda América Latina—, y la literatura bíblica en el rescate de símbolos y cierto lirismo apegado a la fe cristiana, Crespo, relata la direccionalidad de dos fuerzas paralelas encaminadas a conseguir sus objetivos.

Por un lado, David y Priscila, dos “discípulos” guiados por el Espíritu buscan rescatar a seres que han llegado a lo más bajo y oscuro de su condición humana. Por otro, una fuerza llamada ‘Ultra’ —elemento pendular en el relato que finalmente queda suelto, sin arraigo definido en la trama— compuesta por tres jóvenes post apocalípticos encaminados en una tabula rasa sangrienta que lleva a aniquilar vidas corruptas por el mal. En esta dinámica estructural vamos conociendo las palpitaciones, caídas, asunciones de Pablo, Ruth, Isaac, Zezé y Joel.

Crespo tiene la convicción que no importa qué tan mal hicieron las cosas o qué tan miserables fueron en vida frente a otros seres humanos, siempre hay un espacio para la restauración del espíritu.

"Crespo (...) con Matacarne anota un regular debut en la narrativa."

Hacia el final, Crespo, que con Matacarne anota un regular debut en la narrativa, hace alusión a un poder que no tiene nada que ver con el amor del Padre, que más bien encarna la maldad, y por ello, es necesario reforzar un trabajo de restauración a través de aquellos elegidos por el Espíritu. ¿Cuál es el camino que elige el lector? La saga, está anunciado, continuará.

MATACARNE

  • Recomendaciones:
  • Impresiones de una lectura a toda velocidad Marcel Velázquez Castro

    Marcel Velázquez Castro comenta la última novela de Gustavo Rodríguez, un viaje trepidante y que exhibe ese concierto de desconciertos al que llamamos vida.

    Lo nuevo de Vargas Llosa, Elena Ferrante, Alice Munro y otros libros en junio buensalvaje

    El equipo de ‘Websalvaje’ comenta algunas de las novedades más destacadas que llegan este mes a nuestros estantes

  • También puedes leer:
  • Impresiones de una lectura a toda velocidad Marcel Velázquez Castro

    Marcel Velázquez Castro comenta la última novela de Gustavo Rodríguez, un viaje trepidante y que exhibe ese concierto de desconciertos al que llamamos vida.

    Lo nuevo de Vargas Llosa, Elena Ferrante, Alice Munro y otros libros en junio buensalvaje

    El equipo de ‘Websalvaje’ comenta algunas de las novedades más destacadas que llegan este mes a nuestros estantes

    Olga Montero Rose: Vivimos entre la vida y la muerte en batallas permanentes buensalvaje

    Conversamos con la psicoanalista Olga Montero Rose sobre su primera novela «Cortejo».