Carrito

No hay productos en el carrito.

Por: Abby Ardiles | November 27, 2021
Joseph Zárate: «Cuando estás pensando tanto en tu propia mortalidad, quieres dejar algo»
Foto sobre Joseph Zárate: «Cuando estás pensando tanto en tu propia mortalidad, quieres dejar algo»

¿Qué te animó a salir en plena pandemia del COVID-19 a realizar esta crónica?  

En realidad, lo que pasó fue que en ese momento -antes de la pandemia- yo estaba trabajando en IDL Reporteros, es decir era parte de la redacción.  En esa redacción éramos solamente 5 o 6 personas, contando con Gustavo Gorriti, Romina, Rosa Laura. Éramos un grupo muy pequeño. En ese momento, hasta una semana antes que iniciara la emergencia, yo estaba preparándome para viajar a la selva para realizar un reportaje relacionado al narcotráfico, a las comunidades israelitas que había en ese momento por ahí. En la redacción decidimos ya no hacer esa historia, sino abocarnos solamente a cubrir lo que estaba ocurriendo con la pandemia en Lima, porque tampoco se podía ir a otras regiones. Evaluamos quién tenía un estado de salud que no corriera el riesgo y en ese equipo quienes salieron a reportear fueron Rosa Laura y yo. Los demás iban a trabajar desde la redacción, edición y más.  

En un momento tuve la oportunidad de comenzar a conversar con enfermeros que trabajaban en hospitales públicos y uno de ellos fue el Hospital Hipólito Unanue. Conversé con dos enfermeros que trabajaban en el mortuorio del hospital, o sea, recibían a los fallecidos por Covid-19. Esto fue casi a un mes del inicio de la pandemia. Y cuando comencé a hablar con ellos sobre cuántos fallecidos recibían, inmediatamente me di cuenta que había un subregistro por la diferencia de cifras entre los datos del Gobierno y sus datos. En ese proceso de contrastar información, contactamos con el crematorio Piedrangel, que es el crematorio que ha incinerado a más fallecidos por Covid-19. Yo tuve la oportunidad de trabajar con ellos durante una semana, en principio. 

¿Cómo te sentías luego de esta experiencia que no muchos se habrían atrevido a experimentar en medio de una pandemia tan mortal? 

En enero yo estaba muy impactado por todo lo que había visto, pensaba que no me iba a afectar. Cuando estoy reporteando normalmente hay algo en mí que se desactiva. Estás ahí con la efervescencia de la reportería, te expones a la realidad y tal vez como un mecanismo de defensa yo apago algo en mi para poder estar ahí y poder escuchar, absorber y luego poder convertirlo en un relato. Ya en octubre, noviembre no me sentía muy bien y no entendía porqué. Ya después me di cuenta de que era por eso.

Entonces comencé a parar la mano, tratar de tomarme un tiempo. Para ese momento yo ya no estaba trabajando en IDL Reporteros, me había retirado, ahora soy colaborador. Y después en enero me da Covid-19 y fue muy fuerte eso. Yo había visto a los fallecidos, yo los había cargado y era imposible pensar en esas imágenes o pensar en tus padres. Cuando me recupero empiezo a pensar: tengo tantas historias que no pude contar en las primeras entregas. Cuando estás pensando tanto en tu propia mortalidad, quieres dejar algo. 

Quieres dejar evidencia que estuviste ahí, que lo viviste. 

Claro, como un registro de lo que tú viste como reportero. Que no desaparezca eso que te contaron y que quede registrado para el futuro. Para recordar a todas esas personas que trabajaron en la última línea y fueron muy importantes. No solo es importante salvar la vida de otro, sino también darle una muerte digna. 

Entonces, cuando me recuperé me volví a contactar con la familia Gonzales, con los trabajadores venezolanos, los cementerios. Por eso el libro está estructurado de esa manera: la crónica original, los testimonios a un año del primer texto. 

Siento que los testimonios han sido un punto clave en el libro para visibilizar e informar sobre el arduo trabajo que realizaron los venezolanos en la última línea. ¿Qué tan importante ha sido dejar en evidencia su trabajo en la última línea? 

Muchos colegas han escrito sobre ellos, sobre sus trabajos, pero han sido artículos periodísticos en tercera persona y por ahí aparece una cita o una imagen y ya. Eso está bien porque obviamente obedece a la inmediatez de la noticia. Eso me parece que está bien, sin embargo, en la manera como yo trabajo -que es otra manera porque yo tengo más tiempo para hacer el libro y tengo más libertad- mi interés es darles la voz a ellos o de alguna manera apartarme yo como narrador para que ellos aparezcan como protagonistas, tiene que ver con el hecho que la migración venezolana es probablemente una de las mayores de este momento en el mundo, después de los migrantes africanos o los de Medio Oriente. En el Perú hay alrededor de un millón de venezolanos, entonces no es solamente una anécdota. Todo el tiempo estamos -como sociedad- juzgando a los venezolanos, observando sus comportamientos y más y yo sentí que esta era una oportunidad para que ellos nos observen e interpreten nuestros comportamientos, costumbres y manera de mirar el mundo. Y lo hacen en el texto, hablan de los peruanos. 

Sí, de hecho, mencionan explícitamente que han realizado el trabajo que ningún peruano quería. Creo que eso lo viven todos los migrantes. 

Así es y eso lo hemos vivido los peruanos o un gran grupo de peruanos cuando a finales del 2000 migraban a Chile, Argentina, España. Todo por la crisis. Entonces, a nosotros también nos miraban de esa manera: «peruano cochino» «peruano delincuente». Nos hemos olvidado de que también hemos experimentado la xenofobia. Entonces, para mí era importante recordar eso a través de las voces de esas personas y también mirarnos en el espejo de ellos. Nosotros en realidad no tenemos la autoridad moral para juzgarlos o, mejor dicho, crear un juicio general de cómo es un venezolano porque hay de todo como en cualquier país. 

Algo nuestro sobre la tierra
  • Autor: Joseph Zárate ,
  • Categoría: Día del Padre ,Ciencias humanas y sociales ,
  • Editorial: Literatura Random House ,
  • ISBN: 9786124271656
S/44.10
  • Recomendaciones:
  • Impresiones de una lectura a toda velocidad Marcel Velázquez Castro

    Marcel Velázquez Castro comenta la última novela de Gustavo Rodríguez, un viaje trepidante y que exhibe ese concierto de desconciertos al que llamamos vida.

    Lo nuevo de Vargas Llosa, Elena Ferrante, Alice Munro y otros libros en junio buensalvaje

    El equipo de ‘Websalvaje’ comenta algunas de las novedades más destacadas que llegan este mes a nuestros estantes

  • También puedes leer:
  • Impresiones de una lectura a toda velocidad Marcel Velázquez Castro

    Marcel Velázquez Castro comenta la última novela de Gustavo Rodríguez, un viaje trepidante y que exhibe ese concierto de desconciertos al que llamamos vida.

    Lo nuevo de Vargas Llosa, Elena Ferrante, Alice Munro y otros libros en junio buensalvaje

    El equipo de ‘Websalvaje’ comenta algunas de las novedades más destacadas que llegan este mes a nuestros estantes

    Olga Montero Rose: Vivimos entre la vida y la muerte en batallas permanentes buensalvaje

    Conversamos con la psicoanalista Olga Montero Rose sobre su primera novela «Cortejo».