EL AMIGO

La principal capa de la historia es el duelo. Una escritora neoyorquina, profesora de escritura creativa, pierde a su mejor amigo, también escritor, de edad madura. Él se ha suicidado. La suya es una amistad de toda la vida que comienza cuando la narradora lo tiene a él como maestro, mentor y amante por una noche. «Nuestra relación era de algún modo particular, no siempre comprensible para los demás». Eran otras épocas: el ejercicio de la docencia se mezclaba con el de la seducción.

Poco antes de morir, el suicida deja de dar clase. Un grupo de alumnas se ha quejado de él. Su masculinidad es de otro tiempo, ahora inaceptable. Pero vayamos a lo importante. Una vez muerto, la narradora es convocada por la tercera esposa de su amigo a una reunión; el asunto es pedirle que, por favor, se quede con el perro. Un gran danés arlequín, ya viejo, recogido de la calle. A la Esposa Tres no le gustan los perros. Ella acepta: «Tener aquí a tu perro es tener una parte de ti». Si lo que deseamos es ubicar un conflicto, es este: la protagonista vive en un departamento muy pequeño de Manhattan donde están prohibidas las mascotas.

El primer y más evidente logro de El Amigo es el encuentro de estos dos personajes, solitarios y tristes, que han perdido al hombre más importante de sus vidas. El segundo logro es cómo lo hace”.

El primer y más evidente logro de El Amigo es el encuentro de estos dos personajes, solitarios y tristes, que han perdido al hombre más importante de sus vidas. El segundo logro es cómo lo hace. El tono confesional, la elección de la segunda persona y cómo la sostiene, es notable. El tercer logro es todo lo que se dice y todo lo que no se dice. Cómo ha afectado el cambio generacional a la literatura, el dominio de lo políticamente correcto y la frivolidad de los nuevos aspirantes a escritores, interesados únicamente en los libros que hablan de ellos mismos. Dice Nunez, en realidad lo que quieren no es leer sino ser leídos. No es gratuito que, hacia el final de la novela, Apollo, el gran danés, encuentre sosiego en las lecturas en voz alta de su nueva compañera. Lo que hay, en el fondo, es un profundo y genuino amor por la literatura. Un réquiem. Dos personajes en duelo por algo que se va.

El amigo

También te puede interesar

James Salter en Manhattan

Ulises Gonzales nos retrata un encuentro con el más famoso de los escritores no famosos.
Por: Ulises Gonzales

Crítica, escritores y violencia política

Lituma en los andes, La hora azul, Abril rojo, Candela quema luceros, Radio ciudad perdida, Rosa cuchillo, Retablo, entre otras […]
Por: Carlos Arturo Caballero

Karina Pacheco: “Como humanidad nunca queremos indagar en nuestra parte oscura”

Abby Ardiles conversa con Karina Pacheco Medrano a partir de su última novela, «El año del viento».
Por: Abby Ardiles

«El (nuevo) inconveniente de haber nacido»: El nihilismo de Michel Houellebecq

Stephan Gruber nos comenta la idea de nihilismo inscrita en las novelas de Michel Houellebecq en este ensayo.
Por: Stephan Gruber

Mujeres que se desnudan

La aventura de buscarse a uno mismo y encontrarse en muchos. Cinco narradoras que han hecho de su propia experiencia su voz, su materia y su espejo.
Por: Natalia Gelós

Carrito

No hay productos en el carrito.

Menú

Mi Cuenta
chevron-down