Crónicas de Waterloo

Elogio de la caca

Marco Avilés

Hay un tiempo en que todo ser humano vive fascinado o intrigado por la caca. Es una etapa breve al inicio de la vida que puede extenderse durante algunos años más. Los especialistas no advierten daños cerebrales en los individuos que piensan en cosas apestosas. Todo lo contrario. Quien dice caca suele tener el alma limpia.  Sigue leyendo

Leer en el baño es cultura

Crónicas de Waterloo

Leer en el baño es cultura

Marco Avilés

El lector de baño es un soldado de sus costumbres y ha de saber que no se encuentra solo en el mundo. Por el contrario, forma parte de una inmensa e invisible comunidad. Ponte de pie y repite con voz firme: «Mi nombre es (____ ____) y soy un lector de Waterloo. ¿Quién más está conmigo?». Sigue leyendo

Piérdase todo, sálvese la honra

Beso estas manos

Leonardo Aguirre

«La verdad del suceso»: en «un hueco de diez a veinte metros de profundidad, abierto en el interior de las casas, y al cual se le da el nombre de silo (…), un excelente poseur (…) atacado de exhibicionismo (…), había de morir de manera tan inmunda». Sigue leyendo

La oveja perdida

Piérdase todo, sálvese la honra

La oveja perdida

Leonardo Aguirre

Ovejero escarbó en los prontuarios de poetas y narradores «claramente culpables, o responsables de un delito»: Villon, Burroughs, Genet, Malory, Himes y un largo etcétera. Lo curioso es que no asoma por allí ningún peruano. Ni un solo compatriota en el redil del Ovejero. Me sorprende mucho que no figure, cuando menos, José Santos Chocano, ungido en 1922 como «Poeta nacional» 1, y solo tres años después, condenado como reo común por asesinato. Sigue leyendo

amadeo160

Crónicas de Waterloo

Biblioteca básica de Waterloo

Marco Avilés

Aquellos años terribles del país se parecen mucho al psicópata que encarna Willem Dafoe en la clásica de David Lynch Corazón salvaje: Bobby Peru. Pasó de ser considerado territorio buen salvaje a bien salvaje. Habrá que ver qué le reserva la ficción al país de los años venideros. Sigue leyendo

País de leyenda urbana

Peruanos de ficción

País de leyenda urbana

Alejandro Neyra

Aquellos años terribles del país se parecen mucho al psicópata que encarna Willem Dafoe en la clásica de David Lynch Corazón salvaje: Bobby Peru. Pasó de ser considerado territorio buen salvaje a bien salvaje. Habrá que ver qué le reserva la ficción al país de los años venideros. Sigue leyendo

¿Escribes reseñas y quieres compartirlas en nuestra web? Escríbenos a libros@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y sobre qué libros quisieras escribir 350 palabras. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.