Soy_tu_hombre_(Fangacio)
Reseñas

Soy tu hombre: La vida de Leonard Cohen

Sylvie Simmons (Londres) ■ Lumen (2012) ■ 744 páginas ■ 96 soles


Biografía. Después de comprobar que poseía un talento natural con el hipnotismo aplicado a animales, un adolescente Leonard Cohen eligió a una de las criadas de su familia para ponerla en trance. La sentó en una silla, le dijo que relajara los músculos y le mirara a los ojos; luego le pidió que se desnudara. El poder de su voz pausada hizo que la figura femenina se develará a través de la imposición de la voluntad.

En 1970, en la isla de Wight se realizó un concierto que, contra todo pronóstico, reunió a medio millón de personas. Una cifra peligrosa de manejar por la cantidad de gente colocada y pasada de alcohol, sobre todo si el aforo era para 150 mil asistentes. La gente estaba incontrolable. Cuando Cohen salió al escenario, le contó a la masa una historia que sonó a parábola. La muchedumbre escuchó, quieta. Entonces, él empezó a cantar. Lo había logrado, nuevamente. Impuso su voluntad a través de la palabra.
Cuarenta y cuatro años más tarde sus canciones guardan ese sentido de encantamiento que solo pueden alcanzar los verdaderos cantautores. Y así como un disco logra ese efecto, un libro también lo puede hacer. Sylvie Simmons, periodista y crítica musical, publica este extenso texto de casi 750 páginas donde narra la vida musical y privada del canadiense por medio de entrevistas a decenas de personas, incluyendo cantantes, poetas, productores, músicos, exparejas, familiares, maestros y una larga lista de personajes entrañables que desfilan como agradecidos testigos de la vida del cantante.

Simmons no cae en el estereotipo de la biografía –con datos cronológicos a modo de anuario corporativo, sin emociones ni detalles inquietantes– y muestra argumentos racionales, religiosos y emotivos que el lector puede valorar para entender mejor a Cohen, su obra y su entorno.
De esta manera, el libro también puede ser visto como una guía práctica para cualquier interesado en el mundo de Cohen y la escena musical de los últimos cincuenta años. El lenguaje directo y la explicación del origen de varios poemas y canciones son puntos a favor para la periodista. Al final de la lectura, queda claro que Cohen es un símbolo irrepetible, vigente y atemporal. Por Raúl Ortiz Mory


Recomendados:
Los hijos (Gay Talese)
Autobiografía (Morrissey)

¿Escribes reseñas y quieres compartirlas en nuestra web? Escríbenos a libros@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y sobre qué libros quisieras escribir 350 palabras. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.