La_vida_doble_Fontaine_(Fangacio)
Reseñas

La vida doble

Arturo Fontaine (Santiago de Chile, 1952) ■ Tusquets (2010) ■ 304 páginas ■ 75 soles


Novela. Los traidores están congelándose –no quemándose– en el noveno y último círculo del infierno dantesco. Lo mismo le sucede a Lorena/Irene en Estocolmo y no solo por el frío aire del Báltico que llega hacia donde están ella y el anónimo escritor que la escucha atento mientras descubre sus secretos más duros e íntimos. El frío la recorre porque está muriendo de cáncer. Pero sobre todo porque lo que relata es el recuerdo de una vida llena de mentiras, de fracasos, de dolor; en Chile, en la época absurda de la Guerra Fría.

No es este un libro sencillo de ninguna manera. Los personajes viven a veces como protagonistas de una novela de espías, otras como en una película de Tinto Brass. Y Lorena, o Irene, quien sea quien nos cuente esta historia, va recordando sus traiciones, pero sobre todo su enorme capacidad para sorprenderse a sí misma, cayendo al abismo más profundo de abyección moral y de depravación sexual. Aun así, ella no es una traidora cualquiera.

Miembro de Hacha Roja, un brazo armado de la revolución socialista que se veía como única alternativa a la dictadura pinochetista, se convierte luego en una soplona, en una agente de inteligencia de esa misma dictadura que supo combatir con valentía. No solo eso. Llegó de alguna manera a disfrutar de ese cambio pese a lo que le dictaba su conciencia, pese a la existencia de su propia hija, pese a lo que su propio cuerpo le hacía sentir. Al final, son muchas más las preguntas que las respuestas. ¿Cuándo se convirtió ella en una traidora? ¿Cuánto influyó su propia tragedia personal en ese camino al engaño permanente? ¿Cuándo se volvió capaz de desear a alguien que pertenecía a aquellos mismos infelices que la torturaron?

Las contradicciones de la mujer que sufre el frío de la traición son interminables. Como las del país y el tiempo que le tocó vivir. Quizá solo entonces se pueda entender algo de ese infierno personal. Una recomendación final: si se atreve con este libro, lea con cuidado y con precaución. Recuerde el frío que trae consigo la traición y abríguese bien. Piense en sus propias traiciones y medite sobre la vida doble que usted, como todo el mundo, seguramente lleva. Por Alejandro Neyra


Recomendados:
Ávidas pretensiones (Fernando Aramburu)
Sangre en el ojo (Lina Meruane)

¿Escribes reseñas y quieres compartirlas en nuestra web? Escríbenos a libros@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y sobre qué libros quisieras escribir 350 palabras. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.