reynoso
Reseñas

El rumor de las aguas mansas

Christian Reynoso (Puno, 1978) Peisa (2013) ■ 314 páginas ■ 45 soles


Novela. Bruno Giraldo es un periodista cuarentón que está a punto de casarse con una joven y bella veinteañera llamada Almudena. Una vez celebrado el matrimonio en una isla puneña, un suceso altera los planes: Núñez, un amigo y colega de Bruno, le entrega unos documentos con pruebas que delatan a los asesinos del alcalde de Ilave. Tras el secuestro de este, Giraldo y Almudena huyen al enterarse de que están buscándolos con la finalidad de robarles estos documentos incriminatorios. Así comienza El rumor de las aguas mansas, la segunda novela del puneño Christian Reynoso, quien continúa su proyecto onettiano de remitirnos a una historia en la ciudad imaginaria de Lago Grande, que es y no es Puno, la región del Altiplano donde confluyen el contrabando, el narcotráfico y, en este caso, la desmedida ambición política.

La novela tiene como eje el brutal asesinato del alcalde de Ilave (provincia puneña de El Collao), hecho ocurrido en la vida real –si acaso alguien lo ha olvidado– en abril de 2004. Con las licencias que permite la ficción, Reynoso nos ofrece una exploración sobre cómo la pasión puede ser el combustible de las más nobles acciones o de actos condenables como son, respectivamente, la persistencia del periodista Núñez de investigar el caso a cualquier costo y la ambición política de los incitadores de la muerte de la autoridad municipal.
En cuanto a la estructura, la novela está dividida en tres partes. El ritmo de la primera es muy ágil y con mucho de suspenso; en la segunda, el narrador omnisciente se interna en la mente de los personajes que están detrás del asesinato del alcalde, y por ello es la parte más notable de la novela. Y finalmente, el narrador (Bruno Giraldo) nos ofrece la resolución del caso, y al estilo de A sangre fría, de Truman Capote, entrevista en prisión al asesino del alcalde, cuyo testimonio ayuda a la investigación del caso.

Al final el autor nos presenta una vuelta de tuerca –que por obvias razones es mejor no contar– con el cual da espesor a la novela. Además hay un juego metaliterario que, como confiesa el propio Reynoso, es una clara referencia a Onetti. Un gran homenaje, por cierto. Por Jaime Cabrera Junco.


Recomendados:
El otoño del comisario Riccardi (Mauricio de Giovanni)
¿Escribes reseñas y quieres compartirlas en nuestra web? Escríbenos a libros@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y sobre qué libros quisieras escribir 350 palabras. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.