Poesía

Jorge

Por Bili Sanchez.


Jorge

Jorge camina descalzo a la orilla del abismo. Dice que camine con cuidado, que si caigo, el camino de regreso me tomará todo el tiempo. ¿De qué se trata entonces este trayecto?
Supongo que de envejecer dejando antorchas encendidas a cada paso.

Tiempo de sentarse a contemplar el atardecer. Una fruta entre las manos de Jorge es un trozo de cielo anudado en espiral. El sol se extingue haciendo que mi temor a la muerte se encienda como las luciérnagas que guían a los nocturnos navegantes de los ríos del trópico.

Este es el atardecer más hermoso que he visto nunca. Seguro mañana a esta hora diré lo mismo. Cada día lo digo. Jorge suele dejarme sin palabras. Sabe descifrar el silencio en cromáticas notas mudas y les da la vuelta.

El abismo proyecta su sombra entre las piedras y las raíces de antiquísimos árboles cuyas ramas crujen en el feroz viento de la tarde. Danza de hojas secas como aves que huyen al amparo del calor tiempo. Del sol.

El abismo es ahora el mar. Las hojas secas caen en hambrienta picada, encendidas flechas que no se extinguen y vuelven luz al cielo con un pez en el buche. Esa es la lección, dice Jorge. Aquellas aves se sumergen en la muerte y vuelven iluminadas al cielo.

La noche ha hecho una hoguera entre las palabras de Jorge y mi respiro. Su voz aviva el fuego. Por ello se queda callado. Deja que las estrellas, en sagradas constelaciones, muestren el camino del paso siguiente. El paso siguiente.

Me acerco a la orilla del abismo. Jorge ha desaparecido. Dentro del bosque conversa con sombras luciérnagas y ellas vibran entre sus manos de oro. Ahora solo es el abismo quien habla. El abismo susurra su suave cielo de amarilla brisa y acaricia mi cuerpo con brillos que seducen.

Cae al abismo y si vuelves que sea con un poema entre los dientes.

Hasta pronto, Jorge.


Bili Sánchez (Lima, 1974) es filósofo, orfebre, actor de teatro, músico, curador, artista plástico y autor de cuatro poemarios: ha publicado Sahari, Isa, Rosario y Enrique.
¿Escribes poemas y quieres compartirlos en nuestra web? Escríbenos a poesia@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y enviándonos una muestra de no más de quince versos. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.