Aportes

Dos poemas

Por Fernanda Oyarvide


Una muerte torpe
Mi hueco en tu muerto
Tu casa en mi sala
Y mis putas ventanas

Las manos abiertas
El espejo roto
La mirada en la sangre

Me alejo del viento
Recuerdo lejano
El manto de hastío


Oníria
Anoche soñé con un oso, mamá oso agonizando
con pequeñas crías que la seguían buscando el alma de su teta.
Su ojo desprendido en medio del asfalto, colgando indiferente.

Anoche soñé con un amuleto, una quimera zoomorfa
con pequeñas crías que enseñaban sus uñas alrededor de mi teta.
Mi ojo desprendido, atraído por una infinita gravedad bucólica.

¿Escribes relatos y quieres compartirlos en nuestra web? Escríbenos a ficcion@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y enviándonos una muestra de 300 palabras. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.