Poesía

La espera

Por Teresa Cabrera


el oro escupe una ola gigante de fuego
el fuego es una estrella negra
con la onda expansiva la cabeza sale despedida.

desde entonces de la cabeza brota una luz
a su paso el viento azota las puertas eriza a los animales

los alambres se estiran hacia el cielo
hombres y mujeres cierran los ojos, tantean las líneas de transmisión
y esperan

esperan que la cabeza hable
que su voz nos alcance como un rayo como un ardor en el estómago
como nos alcanza el deseo la más engañosa palabra de amor
el agua estancada es fácil de interpretar
mas si de pronto una cabeza iluminada cae al bebedero
es porque alguien intenta apagarla
alguien quiere desactivarla
destejer el cable de hierro que la une a tu nervio óptico

sus crujidos viajan en otra frecuencia
ajusten sus receptores reinicien sus teléfonos
qué reescribir qué traducir

no tiene sentido
se dicen unos a otros llorando en la asamblea
mientras reparten la instrucción
no tiene sentido, informa la burbuja

de eso se trata- ruge la cabeza al fondo del bebedero
la estrella puso mensajes en mi mente
para que mi mente estalle
y sus partículas encarnen máquinas del más reciente modelo

si no estalla no sirve su llamarada es la ruina.

la ruina, repitió la burbuja
si no estalla no hay nada que esperar


Los topos

Por Teresa Cabrera


la sangre se agolpa. no tendrá descanso. el oxígeno, los azúcares.
la imaginación exige inclemente su alimento.
la comunicación es subterránea. la información
se traslada por túneles secretos.
los topos reinan en los túneles, sospechan el complot.
su ceguera es su máquina.
alinean las sustancias, dominan la química y los principios
del impulso eléctrico. mueven los códigos con rencor.
lanzan imágenes sin cesar, sin fortuna,
sin arreglo a nada. cuando uno de los topos tropieza
el mecanismo se traba. una de las imágenes queda fija.

luego todo sigue cual un río. un momento no se distingue
del otro.
el agua es siempre la misma.

por la mañana, en la ducha, o a punto de entrar a una reunión de trabajo,
un topo subversivo, insomne, enviará a superficie el mensaje,
la imagen que duró
para que destelle bajo los párpados. sólo será un instante.
debes hablar la imagen, contenerla
tu palabra salvará la imagen
tu palabra volverá al topo como una serie ordenada de ruidos
el topo reconocerá los ruidos. los tomará como señal.
con la señal brillando en su cabeza
abrirá nuevos túneles, sembrará eficaces trampas
también en esos túneles.
este es el pacto.


Teresa Cabrera (Lima, 1981). Investigadora de temas políticos, sociológicos y culturales, ha publicado también los poemarios Sueño de pez o Neblina y El nudo.


¿Escribes poemas y quieres compartirlos en nuestra web? Escríbenos a poesia@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y enviándonos una muestra de no más de quince versos. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.