Los-hombres-rana
Reseñas

Los hombres rana

Rafael Espinosa (Lima, 1960) AUB (2012)  ■ 84 páginas ■ 25 soles


Poesía. La escritura de Rafael Espinosa me da la impresión de un paseo semiconsciente, a ojos cerrados pero despierto, en el que uno observa los estímulos sutiles o concretos que afloran alrededor o al interior.

En Los hombres rana, su último libro, emprende los viajes por el texto como una suerte de surfista, actuante en la espiral del surrealismo, refractando en planos constantes una hermética forma de decir y configurando, además, una voz que se agencia de sensibilidad para colocarse en un ángulo que le permite apuntar preocupaciones político-sociales. La reflexión en el poema va surcándose a través de asociaciones e imágenes que parecieran volcarse en la mente, el espíritu y el papel con vehemencia a la vez que con humor y paciente arquitectura plástica. Pero ojo, no pienso que Espinosa sea de aquellos escritores que se ciñen a una concepción pictórica de la poesía. Más bien sugiere la aparición de un yo arriesgado que no teme contextualizar –y descontextualizar– diversos registros y elementos de dimensiones variadas como la tecnología, la ecología, la zoología, la salud, la política, la cotidianidad, la conciencia cívica y social, en beneficio de una propuesta honesta y personal.

El me dijo: quisiera ser un alien. Yo le dije:/ quisiera ser un hombre. Urdamos/ un plan secreto, un tendido/ eléctrico. Ahora/ está visto que el koala, trepado en la copa/ del eucalipto, santo asexuado en el aire, / no encuentra razones de felicidad/ para estar en tierra; desde/ la altura ve que la mayor generosidad de los mejores/ de nosotros es no arrojar basura a la calle. («Los operarios»).

Así también opera una necesidad de revelar la ética que las preocupaciones políticas antes mencionadas encarnan en composiciones durante el transcurso del libro.

Para mí es muy simple. Las lagunas están formadas/ por agua, el agua aparece poblada de bacterias, / las bacterias, ciertos días acústicos, son arrojadas/ a la mente y crean poemas. («Letanía antiminera»)

Los hombres rana confirma la tenacidad de Espinosa por estructurar un lenguaje subjetivo, complejo, innovador y potente.
Por José Picón.


Recomendados:
Hojas sin tallo (Eduardo Chirinos)
Sobre mi almohada una cabeza (Micaela Chirif)
¿Escribes reseñas y quieres compartirlas en nuestra web? Escríbenos a libros@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y sobre qué libros quisieras escribir 350 palabras. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.