ale
Visual

Buensalvaje Ilustrado

Por Ale Wendorff


alewendorf
Wendorff (Lima, 1985) estudió arquitectura de interiores pero se considera una autodidacta. Se gana la vida haciendo arte. Tras un tiempo en agencias publicitarias y diseñando para distintas marcas, decidió viajar; dejó la casa, el trabajo y se tomó unas vacaciones que se extendieron por un año. Doce meses de independencia lejos de la ciudad y los horarios causaron la explosión creativa que definiría su trabajo. Desde el principio le gustó dibujar ojos. Muchos ojos. Rostros irregulares y familiares a la vez. En Cusco hizo el primer mural y a su regreso salpicó Lima con sus enormes monstruos curvilíneos. El más grande está en el Mercado Central y mide cuarto pisos y medio, pero el que mejor la dibuja es el que realizó para el Festival Alto Perú: fue hecho en dos fechas distintas (en 2011 y 2012) y deja ver la evolución de su trazo, el poder y voluptuosidad de las formas. Pese a que la cercanía y la perspectiva de los murales la tienen atrapada, se identifica más con el proceso creativo de un cuadro. «Con una pintura uno nunca sabe cómo va a terminar, un cuadro no tiene tiempo».

¿Fotografías, ilustras, pintas o haces collages y quisieras colaborar con nosotros? Escríbenos a editores@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, mandándonos un link que nos permita ver tu trabajo. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.