luiselli
Ficción

Taxi (fragmento)

Por Valeria Luiselli


El jurista romano Modestino describe el matrimonio como la unión eterna entre varón y hembra, afincado en las leyes divina y humana. Fastuosas dádivas de la familia de la hembra acompañan obligatoriamente el festejo de la alianza. Sin embargo, según la norma promulgada por César Augusto, si la hembra se enlazara con un eunuco, la familia de esta quedaría exenta de la gravosa dote. En opinión del suegro de Tachi, el varón que usurpó la joya de su corona era un eunuco. En sus propias palabras: un pinche mayate. Pero en realidad Tachi es nomás pálido, bajo de estatura y un poco melancólico.

Noto con cierta ansiedad la Y de una vena azul que salta generosa de sangre aristocrática a lo largo de su cuello traslúcido cuando con mucho y vano esfuerzo trata de elevar su mochila para depositarla en el compartimiento superior de la nave –en lenguaje aeronáutico–, o arribita, a decir de su mujer, que tiene que entrar al quite y ayudar con los chunches: Tachi, ¿por qué siempre te traes tantos chunches?

La pareja se sienta detrás de nosotros. Chascan casi simultáneas las cuatro hebillas metálicas. Chasca una quinta, de un pasajero sentado en el asiento opuesto al de ella, del otro lado del pasillo.

Puedes leer el cuento completo en la versión impresa.

Valeria Luiselli (Ciudad de México, 1983) ha escrito para Letras Libres, The New York Times, Etiqueta Negra y Reforma, entre otros. Cursa un doctorado en la Universidad de Columbia. En 2010 publicó el libro de ensayos Papeles falsos, y en 2011 la novela Los ingrávidos, que está siendo traducida a diversas lenguas.

¿Escribes relatos y quieres compartirlos en nuestra web? Escríbenos a ficcion@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y enviándonos una muestra de 300 palabras. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.