Aporte

Carlos César Valle

«En Espace
(at 42th Street between 11th Avenue and West-Side Highway)»


Botella de Coca-Cola
Luz infinita
Dame dame siempre
Una nariz y una boca
Entre tanto silencio
(porque todo se escucha allá afuera)
Entre tanta aglomeración
(en Espace lo que falta es justamente espacio)
Entre tanto gesto inútil
Y desconsideración considerada
(especialmente de los guests:
ante los cuales, sin embargo,
somos unos angelitos del Señor
-del señor capitalista, por supuesto)
Botella de Coca-Cola
(cualquier adjetivo ante ti
sería redundante)
Dame dame dame
Dame siempre y no lo olvides
Un par de manos ágiles
Para servir la comida
Y botarla intocada
(y tomar algunas fotos
o grabar un vídeo corto,
intitulado: para los niños del África)
Burbujeante paraíso
Dame siempre y no lo olvides
Dame de nuevo una vez más
Un par de manos rápidas
Para recoger los platos sucios
(solo dos por turno)
Y los vasos casi vacíos
(con marcas de colorete
o saliva seca)
Así como Dios manda:
Allí su puta arrepentida: el vaso de martini
Allí su virgen predilecta: el vaso de champagne
Allí su hijo hecho carne: el vaso de vino
Allí su místico profano: el snifter
Allí su gran cardenal: el collins glass
Allí su profeta directo: el rock glass
Allí su cura de pueblo: el highball glass
(I’m so sorry pero en este mundo
vivimos entre el español y el inglés)
Cafeína bendita
Con high fructuose corn syrup
Y ese cosquilleo al despertar
En mi garganta
Y esta barriga que crece
Sin parar
Dame dame siempre
Dame sin duda alguna
Dame otra vez más
Una espalda de hierro
Y una sonrisa de diamante
Y un par de piernas fuertes
Que van 16 horas
Y sigo enhiesto como una lanza
(y ningún significado sexual
es válido para este verso
-aunque sí para los otros)
Y: yes, ma’am
Y: of course, sir
Y: asintiendo con la cabeza
Y: ya ni sé ni lo que digo
Y: I apologize
Botella de Coca-Cola
Dime si no quién
Dime si no cuándo
Dime si no cómo
Porque en este preciso instante
Es cuando el dinero llega
(de los más altos edificios)
Y se multiplican los panes
(del ayer)
Y los peces
(del río Hudson)
Y se guarda pa’ los tiempos malos
(y pa’ las fiestas buenas)
En que intentaré escribir
(oh gran momento creativo)
Y todo acabará en la basura
O en el cajón del escritorio
(para después acabar
también en la basura)
Porque lo único que sirve
Es lo que escribo
Ahora
(entre tanta turbulencia)
Gaseosa refrescante
(aunque también empalagosa)
Agua de la roca
En el desierto
Diluvio en el arca
De la impotencia
Y de la sed
Dime
Un pretexto
Dame
Una emoción
Crea
Una pulsión
En mi vacío
Y de tu oscuridad divina
Dame un par de ojos cerrados
Y la mirada abierta
Siempre siempre siempre siempre
Porque qué soy yo sino tu cuerpo (de vidrio)
Porque quién soy yo sino tu espuma (burbujeante)
Porque cómo soy yo sino tu química (concentrada)
Porque adónde voy yo sino hasta el fondo
(del estómago -y la gastritis)
Así con los tendones hinchados
Así con las rodillas molidas
Así con explosiones constantes
En la planta de los pies
Y bien adentro en los tobillos
Y las canillas
Así en esta hermandad de meseros,
Bartenders y barbacks
Con sus tablillas de San Lázaro
Adónde
Todo por escribir (una vez más)
Todo por escribirte (algo menos mediocre)
Todo por escribirme (en la supervivencia)
Y seguir hacia adelante
En este rinconcito
En que te bebo
(porque si me ven me corren)
En que te disfruto
(porque no está permitido ser feliz en este hueco)
En que finjo orinar -dicho mejor defecar
(ya que está prohibido sentarse)
Botella de Coca-Coca
Ante ti me inclino
Y absorbo de tu cuerpo divino
Con un sorbete
(si estoy detrás de un buffet)
A pico
(en los vestidores)
En un vaso de cartón
(si no puedo dejar el hallway)
Y te rezo todos los días
Porque eres mi padre
(cuando estoy más oscuro)
Y mi espíritu santo
(cuando la lucidez me engaña)
Y porque soy tu hijo
(natural)
Y de ti depende
Mi navidad feliz
Y la de mis padres
Y la de mi hermana
Y mi happy hanouka (en el que duermo)
Y mi 4
Y 28 y 29 de julio
Y mi primer lunes de septiembre
Y mi 31 de diciembre
Y mi paso mi peso mi tristeza y mi zapato
Y mi piedra negra sobre piedra blanca
Y mi presente es perpetuo
Y de ti es mi todo
Y todo tuyo soy


¿Escribes poemas y quieres compartirlos en nuestra web? Escríbenos a poesia@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, y enviándonos una muestra de no más de quince versos. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.