Visual

Buensalvaje ilustrado

Por Ana Teresa Barboza



Ana Teresa Barboza (Lima, 1981) no puede trabajar sin música. Estudió pintura en la PUCP, pero empezó a intervenir sus cuadros con hilos al poco tiempo de empezar la carrera. Poco a poco el bordado se apoderó de sus trabajos, y hoy mezcla lo textil con el dibujo, pues dice disfrutar la textura y la discontinuidad que adquieren algunas imágenes al ser hechas con hilo. «Es un trabajo manual vinculado a lo femenino, lo doméstico y lo íntimo», sostiene, y esa cercanía se nota porque, a diferencia de las pinturas comunes, que no estamos acostumbrados a tocar, los cuadros de Barboza son una invitación al tacto.
En 2006, ganó el «Pasaporte para un Artista» (concurso de artes visuales organizado por la Embajada de Francia) y viajó a París, donde aprendió a confeccionar prendas de vestir. Hoy, su habilidad para trabajar y reunir colores y texturas se manifiesta también en ANAT, su marca de ropa y accesorios. Entre sus referentes más cercanos están la artista peruana Mónica González, a quien admira desde la universidad; Naia del Castillo, escultora y fotógrafa española; y Annette Messager, una artista francesa que, como ella, mezcla la realidad cotidiana y la fantasía. Su última exposición, ANIMALES FAMILIARES (Galería Wu, 2011), sorprendió por la contundencia y minuciosidad de sus cuadros: cuerpos humanos y animales que provocan ternura y terror por igual; carboncillo y bordado en complicidad para expresar el delgado límite entre lo humano y lo animal.

¿Fotografías, ilustras, pintas o haces collages y quisieras colaborar con nosotros? Escríbenos a editores@buensalvaje.com contándonos en dos líneas quién eres, mandándonos un link que nos permita ver tu trabajo. Sé específico y, si tienes un blog, indícanoslo.